Trabajo en residencias de ancianos

trabajo en residencias de ancianos

Se busca personas altamente cualificadas para el trabajo en residencias de ancianos. El trabajo tiene varias responsabilidades, las cuales tienen que ser cuidadosamente llevadas a cabo.

El trabajo en las residencias tiene que cumplir con unos horarios bastante estrictos por lo que no se permitirá la falta injustificada del personal. El proceso de selección se llevará a cabo a través de dos fases: la primera será una entrevista mediante llamada telefónica, y la segunda una entrevista final con el empleador. 

Los nuevos empleados tienen que comprometerse con el bienestar y la comodidad de sus pacientes. Tendrán que crear un ambiente familiar y acogedor. Además, tendrán que comprometerse a brindar las mejores atenciones y servicios. 

 

Requisitos para trabajar en residencia de ancianos

Para trabajar en las residencias de ancianos se debe cumplir una serie de requisitos:

  • Ser ciudadano de la Unión Europea.
  • Tener experiencia en la asistencia de salud.
  • Se necesita que el contratado tenga una motivación natural para trabajar con personas mayores.
  • Tener flexibilidad para combinar varios turnos. A veces el horario será por la mañana y a veces puede cambiar por la noche. 
  • Contar con el certificado oficial de profesionalidad en atención sociosanitaria de personas dependientes. 
  • Cumplir con las normas de higiene y seguridad actuales derivados de la situación actual de pandemia.
  • Comprometerse a alimentar a las personas mayores según los estándares de nutrición establecidos para cada uno de ellos. 
  • Atender a las necesidades de salud según las enfermedades de cada paciente.
  • Brindar atención médica según lo establecido en cada residencia.
  • Se debe de ejercer de forma estricta lo que dice la ley de dependencia respecto a la atención de personas mayores.
  • Tener actividades de ocio para los ancianos, según sus capacidades.
  • Estar al tanto de las obligaciones estatales y gubernamentales de la empresa contratante. 

¿Qué tipo de especialistas trabajan en la residencia de ancianos?

Los especialistas que pueden postular a trabajar en esta serie de residencias que buscan empleados son perfiles muy concretos. Se debe tener en cuenta que no basta con tener experiencia, sino también tener un título que lo certifique. De no ser así, no se puede postular a la oferta.

  • Auxiliar de geriatría: es la persona encargada de atender los cuidados y las necesidades básicas de cada persona mayor en una residencia. Atiende a los ancianos según las enfermedades que padecen: Alzheimer, Párkinson, etc.
  • Auxiliar avanzado de geriatría: son profesionales que cuentan con las mismas cualidades de los especialistas citados anteriormente, más la capacidad de saber mover a las personas que no pueden hacerlo por sí solas. Además, cuentan con estudios de Psicología para saber cómo tratar a estos pacientes.
  • Especialista en Gerontología y cuidados geriátricos: este tipo de profesional es el más avanzado en conocimiento y capacidades, pues no solo cuenta con formación en Psicología, también cuenta con estudios de rehabilitación, enfermería y otros estudios complementarios. 

 

Actividades laborales que se ejercerán dentro de la residencia de mayores

Las actividades que se deben realizar en la residencia varía según la edad del anciano, sus capacidades, su salud y su nivel autosuficiencia. También dependiendo de sus estados de ánimo. Las tareas a realizar son las siguientes:

  • Resolver conflictos: el estado de ánimo de los ancianos varía dependiendo de sus capacidades mentales. Esto puede resultar una situación difícil de afrontar. Por ello, la persona que trabaje con ellos, debe tener una capacidad de resolver todo con pasividad y empatía.
  • Realizar un seguimiento del estado del paciente: los especialistas deben estar al tanto de cualquier cambio físico o mental. Si un anciano tiene algún dolor o molestia, o depresión y ansiedad, los auxiliares deben comunicarlo inmediatamente a un superior del servicio asistencial. 
  • Fomentar la autonomía del paciente: los especialistas que trabajen con los ancianos deben favorecer el hecho de que puedan hacer sus tareas personales y sociales por sí mismos. 
  • Custodiar la seguridad de los pacientes: tanto si se trabaja de día o de noche, o si se trabaja en un hospital, centro o casa. Los auxiliares son responsables de la salud y seguridad de los ancianos. 
  • Realizar tareas sanitarias: como aplicar cremas y depósitos en lugares donde lo necesiten. Si deben tomar medicina, se debe estar pendiente de que se la hayan tomado. Esto se debe hacer bajo la supervisión de una enfermera cualificada.
  • Ser apoyo emocional y social: los auxiliares deben establecer relaciones de confianza con las personas mayores. Deberán hablarles, escucharlas y tranquilizarlas cuando se encuentren nerviosas o asustadas.
  • Planificar y llevar a cabo actividades sociales: ya sea excursiones o paseos por un parque cercano. Esto se debe realizar junto con el apoyo de los profesionales del centro, fisioterapeutas, psicólogos y educadores sociales.
  • Ofrecer asistencia básica: los auxiliares deben encargarse de ayudar al anciano a ducharse, peinarse, vestirse, comer, tomar la medicación, ir al cuarto de baño y movilizarse a cualquier zona que lo requiera.

 

Horarios de empleo en una residencia de ancianos

Los horarios de trabajo dentro de la residencia de ancianos serán las siguientes:

  • De 8 a 10 son horas de sueño.
  • 2 Horas de ocio.
  • De 6 a 8 horas para actividades programas del centro.
  • De 8 a 10 horas son para actividades de la vida cotidiana, como ducharse, vestirse y otras necesidades. 

 

Existen tres turno:

  • Horario de la mañana: de 7.00 – 14.45
  • Horario de la tarde: de 14.55 – 22.24
  • Horario de la noche: de 22.00 – 8.00
mood_bad
  • Los comentarios están cerrados.