Sillones para personas mayores

los mejores sillones para personas mayores de este año

Los sillones para personas mayores son una excelente herramienta para tener tanto en residencias, hospitales y en el domicilio. 

Estas pueden ser de varios tipos y hay que tener en cuenta una serie de características a la hora de comprar una.

Estos sillones suelen ser cómodos, prácticos y ofrecen un buen descanso a las personas de tercera edad. 

No debemos elegir el tipo de sillón solo por el color, diseño o el precio, hay otros factores importantes.

Cuando alcanzamos la tercera edad, el cuerpo se vuelve mucho más frágil ante las malas posturas y pueden provocar dolor en las articulaciones. 

Estos sillones son una excelente forma de reducir estos problemas.

 

Beneficios de los sillones para personas mayores

Los sillones para personas de la tercera cumplen con una serie de características y beneficios que hace que sean ideales como ayuda para corregir malas posturas. 

Facilitan la incorporación del anciano

Permiten que las personas mayores puedan ponerse en pie con poco esfuerzo, ya que cuentan con un elevador que se eleva y se inclina hacia delante. 

Esto es una gran ventaja, ya que los ancianos suelen requerir de un apoyo adicional para poder incorporarse.

Gracias a este sillón será necesaria nuestra medida en menos medidas, ya que podrán levantarse por ellos mismos. 

Esto da un cierto margen de dependencia al anciano y es un aporte también a nuestra tranquilidad.

beneficios de los sillones para ancianos

Pueden adaptarse a cualquier entorno

Los sillones para personas mayores tienen la apariencia de sillones convencionales, solo que tiene algunas funciones adicionales. 

Estos sillones suelen tener una apariencia estética y pueden tener diferentes colores.

Además, no ocupan un gran espacio por lo que cualquier persona puede adquirir uno para su uso en el domicilio. 

Hay algunas tiendas en las que al comprar el sillon, podremos elegir el tapizado. 

 

Aportan gran bienestar

Estos sillones funcionan mediante un control y las personas mayores pueden elegir el reclinado del respaldo o elevar la parte del apoyo de las piernas. 

Esta función aporta un gran bienestar y seguridad a los ancianos, ya que no necesitan de otra persona para regular estas funciones.

Si cuidamos de un anciano, ya sea en una residencia, hospital o en su domicilio, estos sillones pueden ser un gran aliado. 

Las diversas funciones que incluye este sillón puede facilitarnos muchas de las tareas.

 

Pueden venir con uno o dos motores

Existen claras diferencias entre los sillones que tienen uno o dos motores, y es que tanto el respaldo como la parte de los pies se pueden regular de manera distinta en cada caso. 

La diferencia entre estos dos tipos de sillones está en que los que tienen solo un motor regulan la inclinación del respaldo y el reposa pies a la vez. 

Y los sillones que cuentan con dos motores realizan esta función, pero el respaldo y el reposapiés se ajustan de forma independiente. 

 

Consejos a la hora de escoger un sillón para personas mayores

A la hora de adquirir un sillón hay que tomar en cuenta los siguientes criterios, no basta solo con ver el diseño o el color, hay una serie de conceptos que debemos tener en cuenta para escoger el sillón perfecto:

que sillon de geriatria elegir

Que sea un sillón orejero

Este tipo de sillones vienen con una extensión extra a los lados del respaldo, permitiendo así una posición mucho más cómoda para la cabeza. 

Esto hace que se reduzcan los dolores en las cervicales. 

 

Cómodo reposabrazos

Hay que elegir los sillones que incorporen un reposabrazos cómodo y sencillo, para que nuestras personas mayores tengan un descanso cómodo. 

Las articulaciones de los ancianos suelen ser mucho más frágiles que las de las personas jóvenes y necesitan un apoyo suave y que se ajuste a su postura. 

Los brazos son una zona que puede acarrear dolores si se colocan en una postura incómoda o que no se adapta a la postura natural. 

Siempre hay que tomar en cuenta este requisito para que nuestros hijos tengan un completo bienestar.

 

Fácil de lavar

Puede ocurrir que se derramen líquidos o se ensucie el sillón en un acto de descuido, por esta razón hay que comprar un sofá que pueda lavarse fácilmente y que no se estropee su tapizado al hacerlo.

Si se trata de un sillón que puede desmontarse de forma sencilla el tapizado, será mucho más rápido, cómodo y fácil para nosotros poder cambiar esta tela y poder una limpia. 

 

Función de masaje

Los sillones con esta función, pueden ayudar a aliviar esos dolores en las lumbares que algunos ancianos tienen por problemas de salud o por una mala postura. 

Estos sillones pueden realizar un masaje efectivo en la zona de la espalda, por lo que es una gran ventaja. 

Es común que las personas mayores tengan problemas de espalda, ya que sus huesos se vuelven más frágiles y en ciertas ocasiones, sufren lesiones por movimientos habituales. 

Estas son las ventajas y criterios que hay que tomar en cuenta a la hora de comprar un sillón para nuestros ancianos.

mood_bad
  • Aún no hay comentarios.
  • Escribe un comentario