¿Qué tipos de cuidados necesita una persona en silla de ruedas?

que tipos de cuidados necesita una persona en silla de ruedas

¿Todavía no sabes qué tipo de cuidados necesita una persona en silla de ruedas? a continuación, te lo explicamos.

Cuidar a una persona que está en una silla de ruedas, ya sea a causa de una enfermedad o accidente, puede ser algo complicado.

Es esencial contar con el conocimiento necesario para dar nuestro mayor apoyo y ofrecer seguridad a la hora de movilizar y ofrecer los pertinentes cuidados.

Es importante que tomemos en cuenta el estado del paciente y que no tengamos miedo a la hora de atender a la persona.

Seguir los siguientes consejos nos facilitará la rutina que debemos llevar con una persona dependiente.

Hay que saber adaptarse a la situación de cada persona y tomar las medidas necesarias.

Puede haber casos donde un paciente solo necesitará esta silla de ruedas de forma parcial y otras, la usarán para realizar todas sus actividades.

 

Atenciones que precisan las personas en sillas de ruedas

Las personas que están en una silla de ruedas, requieren una serie de cuidados para poder realizar determinadas tareas y sus necesidades básicas, como vestirse, asearse o preparar sus comidas.

Aparte, requiere de las siguientes atenciones:

  • Cuando se trata de personas que tienen cierta movilidad, tendremos que vigilar que el pie lesionado no toque las superficies peligrosas y no haga ningún tipo de movimiento brusco que pueda empeorar su condición.
  • También es recomendable, que ayudemos a dar un pequeño paseo a la persona dependiente, siempre apoyándose del pie que tiene en buenas condiciones.

como colocar a una persona en una silla de ruedas

 

No es necesario que sea un paseo de dos horas, puede ser un paseo corto.

Esto ayudará a que se active la circulación sanguínea y que el paciente pueda mantenerse en forma.

  • Tenemos que evitar al máximo las caídas del paciente con movilidad reducida, ya que puede empeorar su condición física.

Es necesario tener cuidado al bajar las escaleras, poniéndonos delante para poder sostener al paciente en caso de que pierda el equilibrio.

  • Debemos mantener siempre la columna vertebral de la persona en una posición donde no pueda sufrir ningún daño, como latigazos cervicales o dolor de espalda.

Para ello, es necesario mover al paciente de forma lenta y segura.

  • Para levantar al paciente de movilidad reducida de la cama, de la bañera o de la silla es necesario entender la mecánica con la que debemos levantar su cuerpo sin hacerle ningún tipo de daño a él ni a nosotros.
  • Una persona en silla de ruedas requiere atención por parte de nosotros a lo largo de todo el día.

Esto implica estar pendiente la mayor parte del tiempo, y dejar en segundo plano la actividad que estuviéramos realizando.

  • Para un paciente en silla de ruedas una tarea cotidiana puede conllevar una gran dificultad, por lo que como cuidadores tendremos que estar disponibles para cualquier imprevisto o urgencia.
  • Debemos estar pendientes de que se encuentre a gusto en la silla de rueda, y de que no le cause ningún tipo de dolor físico estar en una postura concreta durante un periodo de tiempo concreto.
  • La confortabilidad es importante, habrá que observar si la silla es lo suficientemente comida y no causa daño.

Hay que estar pendiente si el cojín está desgastado para hacer el pertinente cambio. La comodidad del paciente es primordial.

  • Escuchar lo que necesita el paciente es esencial. Tener una movilidad física limitada es una condición difícil y puede resultar tedioso.
  • Por ello, debemos servir de apoyo emocional y psicológico a la persona. Comprender sus necesidades y ayudarlo en lo que nos sea posible.
  • Adaptar el hogar del paciente para el uso de la silla de ruedas también es de gran utilidad.

Por ejemplo, podemos hacer una pequeña pasarela para que pueda subir sin problema.

  • A la hora de vestir a una persona en silla de ruedas hay que elegir tejidos como el velcro, ropa elástica con botones grandes, para que sea más fácil colocarla.
  • También es fundamental, mover al paciente cada dos horas para evitar la aparición de úlceras por mantenerse en la misma posición.

Esto ayuda también a activar la circulación.

 

¿Cómo colocar al paciente en la silla de ruedas?

Al levantar a una persona del sofá o de la cama hay que tener una serie de cuidados para no hacerle daño.

Hay que seguir los siguientes pasos:

  • Colocar la silla de ruedas lo más posible del paciente: es importante, para que no tengamos que hacer tanta fuerza a la hora de levantarla.

Nuestra columna puede sufrir al cargar un peso considerable, debemos reducir la distancia lo máximo que se pueda.

  • Activar el freno y levantar los reposapiés: es necesario para que la silla no se desplace mientras colocamos al paciente.

El reposapiés permitirá que la persona dependiente descanse con mayor comodidad sus piernas.

  • Si el paciente se encuentra en una cama, lo mejor es utilizar la fuerza de su tren superior y la inercia de este movimiento para sentarse en la silla.
  • Una vez se ha sentado sobre la cama, el siguiente paso es reclinar la persona hacia adelante para que se distribuya el peso corporal.
  • Ahora, hay que elevar a la persona de la cama y apoyarla en la silla de ruedas. Debemos acomodarla con cuidado y de forma lenta para evitar accidentes.

Estos cuidados debemos realizarlos con mucha paciencia y fijándonos bien en que la persona quede perfectamente colocada en la silla, y esté cómoda.

mood_bad
  • Aún no hay comentarios.
  • Escribe un comentario