Gruas para personas mayores

gruas para personas mayores

Las grúas pueden ser de gran utilidad para aquellas personas mayores que no pueden desplazarse por sí solas. 

Estas herramientas facilitan la movilización, elevación y desplazamiento.

Debido a diferentes enfermedades, lesiones temporales o permanentes, una persona de la tercera puede quedar imposibilitada para realizar sus actividades cotidianas de forma independiente. 

Las grúas son una magnífica ayuda para los cuidadores de personas mayores. 

Gracias a esta sofisticada herramienta solo tienen que apretar un botón para levantar, trasladar o recolocar a una persona con la movilidad reducida. 

 

Ventajas de utilizar una grúa para persona mayores

Son varios los beneficios que se pueden obtener de incorporar una grúa para movilizar a las personas de la tercera edad y son las siguientes:

 

Máxima comodidad

Dado a su adherencia al techo, se puede colocar a la persona con total comodidad. 

El asiento de este tipo de grúas suele ser altamente confortable y permite acomodar a la persona con mucha facilidad.

Esto hace que sea ideal para cualquier persona mayor, ya que permite movilizarla sin tener que realizar movimientos complicados. 

Además, las grúas para personas mayores siempre serán de material suave.

 

Desplazamiento a cualquier parte de la casa

Gracias a la forma del asiento, la persona dependiente puede ir al cuarto de baño a realizar sus necesidades y su aseo personal sin ningún tipo de complicación. 

Hay arneses especiales para el momento de la ducha.

Estos son de material impermeable y permiten realizar el aseo de forma segura y cómoda. 

Estas grúas además, soportan el peso sin poner en riesgo la seguridad de la persona.

 

comprar grua para persona mayor

 

Soporte para rehabilitación

Si hay una persona mayor que está recuperando su movilidad a causa de una lesión o enfermedad.

Entonces usar una grúa puede ser de gran ayuda, ya que le permitirá mover las partes del cuerpo que tenga que ejercitar.

Estas grúas facilitarán el progreso, debido a que los pacientes no tendrán que desplazar todo el peso de su cuerpo.

También pueden realizar los movimientos necesarios mientras las grúas los acercan al lugar que deseen.

 

Movilidad en caso de sobrepeso

Para personas mayores que debido a un peso demasiado elevado no puedan moverse por sí mismas, la grúa puede ser un aliado. 

Permitirán realizar el traslado de la persona con total seguridad.

Las grúas pueden evitar molestias durante el desplazamiento de las personas mayores con obesidad.

Su asiento es de una tela resistente y esto evita que se hagan daño a la hora de colocarlas.

 

Tipos de grúas para personas mayores

Hay varios tipos de grúas para personas mayores, son las siguientes:

 

Grúas ortopédicas de ascenso y traslado

Existen dos tipos de grúas ortopédicas: móviles y fijas. 

La primera ayuda con el desplazamiento de un lugar a otro, ya que su diseño está hecho para facilitar la movilidad del paciente. 

La segunda se instala de forma fija al techo de donde descansa el dependiente. Esta persona la elevación de la persona, su traslado y movilización posterior. 

Este tipo de grúas también son de materiales confortables y resistentes.

 

Grúas ortopédicas de bipedestación

Este tipo de grúas ayudan a los pacientes para que puedan realizar su rutina cotidiana de higiene y también para que hagan sus necesidades en el inodoro.

Además de que puedan ser atendidas por los cuidadores. 

Están compuestas por una plataforma para que las personas mayores reposen los pies, y un arnés que se encarga de suspender al paciente en el aire. 

Esta clase de grúas ayudan a vestir al dependiente, cambiarle de pañales, llevarlo al cuarto de baño, entrar al coche y salir.

 

Grúas ortopédicas para piscinas y bañeras

Esta grúa sirve para facilitar la movilización de las personas mayores que quieren acceder a una piscina o bañera. 

Estas cuentan con un solo brazo para realizar esta acción.

Este brazo puede ser fijo o móvil, permitiendo la entrada del paciente a la piscina o la bañera. 

Resulta bastante cómoda y segura, debido a los materiales resistentes con la que está compuesta. 

 

Consejos para el uso de las grúas de ancianos

Para no tener ningún tipo de problema al usar estas grúas, se recomiendan las siguientes medidas:

  • Cargar la batería por lo menos 5 horas antes, al utilizar la grúa por primera vez. 

Esto es una forma de prevenir que se quede sin batería a la hora de ejecutar cualquier movilización.

  • Hay que cambiar el arnés cuando ya esté muy desgastado y no sea seguro para realizar desplazamientos.

Se debe tener en cuenta la talla a la hora de elegir el nuevo, ya que debe ser adecuado para la persona mayor.

  • Comprobar cuánto peso puede soportar el arnés y la grúa. De esta manera se evita posibles accidentes al colocar al paciente. 

Hay que estar atento, estar atento y preguntar al especialista el peso límite que se puede colocar sobre la grúa.

  • El proceso de colocación del paciente se debe realizar empujando las empuñaduras y no la columna, el brazo o al paciente.

Se debe tener especial cuidado con las partes lesionadas, ya que podemos agravar el dolor del mismo.

mood_bad
  • Aún no hay comentarios.
  • Escribe un comentario