¿Cuanto paga un cuidador no profesional a la seguridad social?

cuanto paga un cuidador no profesional a la seguridad social

Los cuidadores no profesionales y la intervención del Estado

Desde el año 2007, el gobierno ha realizado ciertas modificaciones en el Real Decreto 615/2007 en el cual, el Estado se debe hacer cargo de abonar las cuotas de la Seguridad Social de cada cuidador no profesional.

Desde 2007 hasta el 2012 este decreto se mantuvo vigente para todos. Pero su cambio se inició a partir del año 2012 en adelante a causa de que el Estado decidió poner en pausa este sistema, debido al elevado coste que le causaba a la Seguridad Social.

Aun así, los cambios volvieron a surgir en Real Decreto – Ley 8/2019 en consecuencia de la intervención del Gobierno.

 

¿Qué pasó en el 2019?

Después de 7 años, en los cuales el cuidador no profesional debía pagar por su cuenta el valor completo a la Seguridad Social, vuelve a estar vigente el Real Decreto-Ley 8/2019 para poder garantizar un trato igualitario a todos los cuidadores no profesionales.

Esto quiere decir que, a la hora de saber cuánto paga un cuidador no profesional a la Seguridad Social, es necesario conocer el nuevo Real Decreto que se puso en vigencia.

Gracias a que el estado decidió hacerse cargo del pago correspondiente, el cuidador no profesional no deberá preocuparse en abonar la cuota, pero veamos en más detalle a quiénes afecta.

 

¿Quiénes reciben los beneficios?

Con la nueva implementación se tuvieron en cuenta dos situaciones diferentes, ellas son:

Situación 1

Los cuidadores no profesionales que aún continúan en servicio: Si tenías un convenio desde antes del 1 de abril de 2019, el Estado comenzará a hacerse cargo de las cuotas que se deberán abonar.

Por suerte, no deberás realizar ningún tipo de trámite, ya que la Seguridad Social se hace cargo de lo correspondiente.

Situación 2

Para los cuidadores que desean llevar a cabo un nuevo convenio: Si tu convenio se dio de alta a partir del 1 de abril, el Estado, de acuerdo al Real Decreto 615/2007 volverá a regularizar tu contrato.

Por lo tanto, todas aquellas personas que están registradas en el Programa Individual de Atención y se han registrado como cuidadores no profesionales, podrán solicitar que se los integren al nuevo estatuto.

 

¿Qué pasa si el monto es superior a lo que el estado está dispuesto a abonar?

Ahora que sabemos que en la actualidad el cuidador no profesional no debe abonar la cuota de la Seguridad Social, necesitas tener muy en cuenta la base que el estado está dispuesto a pagar.

Según la Seguridad Social, la base mínima que rige en este momento es de 1050 € al mes, por lo cual el estado está dispuesto a abonar ese monto.

En el caso de superar esta tarifa, el cuidador no profesional deberá pagar la diferencia.

La mayoría de los que pertenecen al convenio, no superan el monto mínimo, pero siempre es necesario tener en cuenta estos puntos, sobre todo si eres una persona que comienza en este trabajo.

Ya que hemos conocido los diferentes aspectos a considerar, veamos los tipos de dependencia que existen.

 

Tipos de dependencia según cada caso en 2021

Cada uno de ellos se divide en grados para lograr diferenciar el nivel de dependencia que tiene cada etapa, por lo que también los mencionaremos con su respectiva denominación.

Grado 1: Considerado como “Dependencia Moderada” hace referencia al mínimo de asistencia que brinda el cuidador no profesional. Por ejemplo, ayuda a aquellas personas que solo necesitan asistencia para algunas tareas en particular.

Grado 2: También conocido como “Dependencia Severa” es cuando la persona necesita ayuda en dos o tres ocasiones en el mismo día, pero no de forma permanente. Un ejemplo sería cuando una persona mayor no alcanza a realizar ciertas actividades, como preparar su comida o ir al baño.

Grado 3: Este es el último, se denomina “Gran Dependencia” a diferencia de los otros dos, este es uno de los más complejos, ya que el cuidador debe estar controlando las actividades diarias de la persona dependiente.

En este caso, se pueden mencionar una gran variedad de ejemplos como una persona discapacitada, una sujeto con movilidad motriz reducida o amputación de miembros.

Como podrás observar, ser un cuidador no profesional tiene sus aspectos los cuales necesitan ser considerados tanto en el tema económico como profesional.

Si eres una persona que empieza ahora con este trabajo y aún no te has unido al convenio, te recomendamos que investigues un poco más sobre cuánto paga un cuidador no profesional a la Seguridad Social. Y, sobre todo, cuánto podrías llegar a ganar realizando este trabajo.

También, ten en cuenta que te van a solicitar una serie de documentos para poder participar de este nuevo Decreto realizado tanto por el Gobierno como por el Estado.

En el caso de que desees conocer más y necesites mantenerte bien informado, es indispensable que te solicites un asesoramiento tanto fiscal como laboral.

mood_bad
  • Aún no hay comentarios.
  • Escribe un comentario