¿Puede trabajar un cuidador no profesional?

puede trabajar un cuidador no profesional

Desde 2017, cuando el Estado decidió abonar la cuota de la Seguridad Social de cada cuidador no profesional, la mayoría de los individuos podemos optar por elegir este medio como un trabajo.

Hay que tener en cuenta que el monto que se te va a pagar por el cuidado de una persona oscila entre los 340 € y los 500 € al mes.

Para llegar a ser un cuidador no profesional, es esencial tener en cuenta ciertos criterios, ya que no se trata solo de vigilar a la persona dependiente, sino también de atender sus necesidades.

Por lo tanto, a pesar de que cualquier individuo puede trabajar como cuidador no profesional, es recomendable tener ciertos conocimientos en alguno de los aspectos que mencionaremos a continuación.

De esto es de lo que te vamos a hablar. Cómo y dónde puedes trabajar como cuidador aunque no tengas cierta titulación profesional.

 

Lo que se debe tener en cuenta a la hora de ser un cuidador no profesional

Como mencionamos antes, un cuidador no profesional no es solo alguien que está vigilando a una persona dependiente ya sea a un familiar, un amigo o un cónyuge. También es el que asiste en los momentos más necesarios.

Es indispensable tener por lo menos un conocimiento básico de lo que el individuo, a su cargo, necesita.

Digamos que un cuidador profesional sería un enfermero. Con esa base, comenzaremos a mencionar algunas de las características que deberás tener en cuenta.

 

Lo que se debe saber como cuidador no profesional

  1. Saber las necesidades del dependiente: Sabemos que cada uno de nosotros tenemos diferentes necesidades y un ritmo cambiante.

Por lo cual, a la hora de comenzar a ser un cuidador no profesional, el aprendizaje de sus hábitos y costumbres es una de las primeras prioridades a tener en cuenta.

Si es un familiar, no habría problema porque ya sabrías tanto sus hábitos como su ritmo. En cambio, si eres una persona que no conoce al sujeto es necesario tomarse un tiempo para ir viendo sus hábitos.

  1. Saber las posiciones en las cuales se deberá colocar a la persona dependiente: Al igual que cada uno de nosotros, tenemos diferentes posturas para acostar o sentar a una persona. Es necesario estudiar con detenimiento cuáles son.
  2. Conocer sus limitaciones: Todos tenemos diferentes tipos de impedimentos, por ejemplo, una persona que anda en silla de ruedas no es lo mismo que una persona que tiene asma, por lo que se debe tratar y cuidar de diferentes maneras ambos.
  3. Mantener un ambiente ordenado y sobre todo limpio: Sabemos que un cuidador no profesional no es un enfermero, pero es necesario que tenga este tipo de conocimiento.

Sobre todo, si deseas el bienestar de la persona dependiente. Esto le permitirá no solo ayudarlo desde el aspecto físico, sino también desde el entorno.

Una persona que no puede moverse de la silla o de la cama no tiene la movilidad necesaria para realizar actividades cotidianas.

  1. Conocer si padece algún tipo de alergia: En el caso de que la persona dependiente deba consumir algún tipo de medicamento o alimento recetado por el médico, es de indiscutible valor conocer cuáles son sus alergias y qué tiene prohibido consumir.

Ahora que hemos observado alguno de los puntos imprescindibles que se debe tener en cuenta, veamos dónde puede trabajar un cuidador no profesional.

 

Lugares que aceptan trabajar como cuidador

Si desea tener este trabajo, en la actualidad la mayoría de las regiones de España, gracias sobre todo al nuevo convenio realizado por el Estado, aceptan a todos los que desean formar parte de este trabajo. No se ponen demasiadas trabas en este sentido.

Como mencionamos antes, puedes solicitar ser cuidador no profesional con total tranquilidad como sucede en la comunidad valenciana.

Desde hace varios años, las restricciones para poder realizar este trabajo han disminuido de forma considerable.

 

¿Se puede trabajar solo de esto?

El cuidado de una persona es un factor fundamental y, sobre todo, si se trata de un familiar, por lo tanto, dependiendo del grado de dependencia que tenga el solicitante, podrás elegir solo trabajar de esto.

No obstante, ten muy en cuenta que, a diferencia de otro tipo de empleos, esta actividad se debe tomar muy en serio, ya que la vida de una persona está en tus manos. No es algo que se deba realizar a la ligera.

Si estás pensando en convertirte en un cuidador profesional y te estás preguntando si puede trabajar un cuidador no profesional, la respuesta es que sí.

Pero no te olvides de tener algunos conocimientos básicos para comenzar, ya que la vida de una persona dependerá de tus habilidades.

Es hora de comenzar a asesorarte y conocer todos los aspectos que te otorga ser un cuidador no profesional. Para ello, ofrecemos el servicio de asesoría laboral para que puedas saber cuáles son los puntos indispensables a considerar en este tipo de trabajo.

mood_bad
  • Aún no hay comentarios.
  • Escribe un comentario